Gonzalo Abelaira

Cuando tus clientes potenciales leen tus presupuestos…

¿se quedan con ganas de más?

Querido suscriptor:

Si sientes que juegas a la Primitiva cada vez que envías un presupuesto y te gustaría mostrar autoridad para que tu potencial cliente te escoja antes que a tu competencia, presta atención a lo que te voy a contar:

Pero antes, debes ser consciente de dos cosas:

La primera, es que el único motivo por el que llamo presupuesto a un presupuesto en esta carta, es porque probablemente tú lo llames así.

Te sugiero que lo llames propuesta.

Porque cuando mencionas la palabra presupuesto, pones el foco de tu propuesta en el precio como si ese fuese el factor diferenciador por el que te eligen (o no) los clientes.

Y cuando no sabes expresar tu valor y dejas que sea el cliente quien mande, entonces tu cliente solo te elegirá por ser el más barato o porque tiró todos los presupuestos al aire y el tuyo salió boca arriba.

Por el contrario, cuando sabes mostrar autoridad y dibujas en su cabeza que eres la persona que estaba buscando, entonces donde antes sonaban los grillos ahora lo que recibes es un…

«Quiero trabajar contigo y quiero empezar cuanto antes»

Y lo segundo es que aunque te ofrezca este servicio, pocas veces (casi seguro que ninguna) recibirás un presupuesto con la exactitud y el detalle del que escribiré para tus clientes en caso de trabajar juntos…

… porque mi proceso de venta me permite prescindir de ellos.

Esto no significa que no entienda que enviar buenos presupuestos es algo casi imprescindible para muchos negocios y que les puede ahorrar MUCHO tiempo y dinero cuando lo hacen bien.


Aclarado esto:

Déjame contarte una historia…

Hace bastante tiempo me contactó una mujer por Instagram para que le escribiese unas piezas de copy y le ayudase a diseñar la nueva oferta comercial de su negocio.

Como esa red social la piso menos que el gimnasio, vi el mensaje una semana tarde y me vi de un día para otro preparando una propuesta.

Era joven e inexperto así que además de no preguntarle cuánto quería invertir, dediqué día y medio a escribir un presupuesto de diez a veinte páginas a un no-cliente que (evidentemente) no me había pagado.

Le envié el presupuesto y a los cinco minutos recibí un email que decía:

«Estoy cachonda perdida. Me flipa lo que me ofreces pero no me lo puedo permitir»

Aunque en aquel momento no contrató mis servicios, aquella mujer se quedó con ganas de más.

Tanto que cada varias semanas me mandaba un WhatsApp para decir que pronto me avisaría para escribir el copy de otro negocio que iba a lanzar con una amiga.

Y si bien la mayoría de las veces un cliente potencial que te diga que quiere trabajar contigo más adelante, será mentira (aunque en su cabeza no lo sea)…

…aquella mujer se convirtió en clienta unos meses después.

Te cuento esto porque cuando presentas un presupuesto aplicando copywriting, mostrando autoridad y que tienes otras opciones si ese cliente no trabaja contigo…

… la mayoría de las veces el único motivo por el que no contraten tus servicios es porque…

no se lo pueden permitir.

Porque te pregunto, cuando tus clientes reciben tus presupuestos y pasan los días…

¿se acuerdan de ti?

Si la respuesta es que no y tu decisión es presentar presupuestos que se distingan lo mismo que los de tu competencia que dos espermatozoides, tendrás un bonito hueco en el mundo de las commodities.

Si por el contrario, prefieres estar más cerca de ser la ÚNICA opción que tus clientes consideren en su cabeza, te presento:

Servicio de Copywriting Jedi para Presupuestos

Mi servicio de redacción persuasiva de presupuestos para empresas de servicios que quieran elegir a sus clientes y cerrar (muchas) más ventas que ahora.

Al contratar este servicio recibes un modelo de presupuesto que puedes utilizar una y otra vez para vender uno de tus servicios, con apenas pequeños cambios para adaptarlos a cada caso particular.

Y si estás interesado, puedes elegir entre las siguientes opciones:

¿De qué va el soporte?

Va de que tú me escribes emails y yo te resuelvo dudas sobre casos particulares de cada presupuesto que presentes y de cómo contestar a tus potenciales clientes para: 1) que tengas más seguridad y 2) que muestres más seguridad.

No es un soporte donde te audito los textos de cada presupuesto y no lo es por un simple motivo:

Porque el modelo de presupuesto que te entrego, con su explicación en la sesión online final, es más que suficiente para que mejores tus resultados de forma sustancial.

Por otro lado, en el soporte te garantizo un tiempo de respuesta máximo de 24 horas laborables y las consultas son ILIMITADAS.

Tómatelo como un free bar de consultas, me puedes escribir cuando quieras.

Ahora atiende porque este servicio no es para cualquiera.


Para contratarlo, debes cumplir tres requisitos:

Lo primero es que presentes presupuestos regularmente, mejor si son de (al menos) unos pocos miles de euros.

Me vale si presentas varios al mes, aunque idealmente es mejor que sean varios a la semana para que recuperes tu inversión cuanto antes.

Tecnología, un tratamiento de salud, reformas o mudanzas son solo algunos de los negocios que pueden verse altamente beneficiados de contratar este servicio.

Lo segundo, es que tu negocio esté consolidado.


Y lo tercero es que hayas testado tu servicio y te hayan aceptado presupuestos antes para él, porque etto significa que el mercado está preparado para comprarte.

Es decir, si estás abriendo mercado, no es para ti. Y no lo es porque no quiero que te arriesgues a hacer esta inversión si luego el mercado no quiere lo que vendes.

Si cumples estas tres condiciones y quieres cerrar (muchas) más ventas que ahora, te cuento de nuevo las tres opciones en que puedes contratarme este servicio:

Solo tres cosas más:

Primero, que debes esperar entre mes y mes y medio para que escriba para ti y te entregaré tu modelo de presupuesto en un plazo de cuatro semanas desde la fecha de inicio.

Segundo, que debes pagar el 50% del servicio para reservar tu hueco y, al inicio de la colaboración, el 50% restante.

Y tercero, que solo trabajo este servicio con un cliente a la vez así que cuanto antes llegues, menos tendrás que esperar.

Ahora sí, si te interesa envíame un email y adjúntame un presupuesto de los que envías ahora (si contiene datos personales de clientes, elimínalos).

Me escribes aquí:

gonzalo@gonzaloabelaira.com

Saludos de Jedi Pelirrojo,
Gonzalo Abelaira